Tradúceme.

jueves, 22 de diciembre de 2016

¡Feliz Navidad!

Final del mes de diciembre, Navidad. Los árboles, naranjos,  a ambos lado de la calle están cuajados de pequeñas luces blancas, como diminutas estrellas caídas durante la noche. Pronto amanecerá, y se acabará la magia. La de haber estado a tu lado, la de que hayas estado conmigo. La de que seamos regalo el uno del otro. Vuelvo a casa, camino sola, el sonido de mis pasos es lo único que rompe el silencio de los minutos que preceden al alba. Bajo el abrigo aún conservo el calor de tus caricias, y en los labios, el de tus besos. Llevo las manos en los bolsillos, para no perder el tacto de tu piel. El frío de la madrugada no es capaz de tocarme, porque me envuelve la calidez de tu amor. Siento latir con fuerza el corazón, aunque estaba segura de haberlo dejado contigo, y recuerdo tu voz, tus palabras, que me hacen sonreír. Levanto la mirada al cielo nocturno que empieza a clarear, y amparada en la soledad de la alborada le grito a las estrellas que ya se van...¡Te quiero! Amor mío...¡Feliz Navidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario