Tradúceme.

miércoles, 8 de julio de 2015

Penumbra.

Penumbra.
Puede que un atardecer, tal vez noche con luna, ¿velas?. Nunca hay suerte para un amanecer.
Los días pasan lánguidos, las horas se arrastran perezosas y pesadas estirando hasta lo imposible los minutos.
Penumbra.
Sábanas blancas, revueltas, cálidas de amor. 
Penumbra.
Pieles, manos, labios, ojos. Caricias, besos, miradas,  intimidad, sensualidad,  complicidad. Risas, pasión, sexo.
Penumbra.
Silencio, ese que siempre traen consigo los besos. Nadie como tú, como yo, entiende ese lenguaje carente de palabras. 
Penumbra.
Lees en mi piel lo que deseo. Como si en cada pequeño pliegue, lunar o cicatriz estuviesen escritos todos mis anhelos.
Penumbra.
La de mi pelo cubriendo tu rostro cuando te beso, cuando estoy sobre ti. Cuando estás dentro de mí.
Penumbra.
En la que me pierdo....te pierdes...nos perdemos...nos encontramos...
Penumbra...


No hay comentarios:

Publicar un comentario