Tradúceme.

viernes, 20 de junio de 2014

Dentro de cinco días.

Faltan pocos días para la presentación, tan sólo cinco.
Trato de no imaginar como va a ser esa tarde. Porque ya sabéis lo que pienso, una imagina de mil maneras algo y sucede de la mil una, de la forma que menos esperas. Trato de pensar poco en ello, porque los nervios vendrán solos. Esos nervios que aparenta una calma total en mí. Porque pocos creen que yo sea capaz de ponerme nerviosa, y creo que mientras más tranquila se me ve, más nervios estoy pasando. La ventaja que tengo es que no me va a quitar el sueño la noche antes porque tengo que pasarla trabajando.
"Para ti, amor mío" es lo más largo que he escrito nunca. Creo que es en lo que más ilusión y empeño he puesto. Algunas veces siento que lo he dado todo y que ya no me queda nada dentro. Supongo que es como cuando un amor te hace olvidar otro. Ahora mismo amo a este libro y no me veo capaz de amar nada más. No me veo capaz de escribir nada en lo que Valentina no esté implicada. Sólo quedan cinco días para que os la presente. Creo que ella se pondría también muy nerviosa si supiera que va a estar en vuestras manos, que vais a leer su historia, que vais a amar con ella, que vais a saber que pasa por su cabeza, y sobre todo, por su corazón.
Sólo quedan cinco días...
Cuando ese momento pase podremos hablar de ella, podréis decirme que pensáis, que os parece, y si os ha hecho sentir algo. Si mis palabras han llegado al lugar al que iban dirigidas, a vuestra imaginación, y a vuestro corazón...
Sólo quedan...cinco días...

No hay comentarios:

Publicar un comentario