Tradúceme.

lunes, 21 de abril de 2014

Hoy.

Algunas, muchas veces, lo que escribo sólo tiene sentido para mí.
Palabras que en el momento en que nacieron expresaban un sentimiento, o un pensamiento. Cualquier cosa puede llevarme a "crear"(sí, siempre entre comillas) uno de esos pequeños párrafos que voy guardando y que muchas veces olvido.
Algunas, muchas veces, al releerlo le encuentro sentido. Recuerdo que me llevó a escribirlo, o puedo aplicarlo  al momento presente. Otras me es imposible saber que pensaba cuando me senté a poner en palabras lo que sentía.
Hace un par de días repasando esa carpeta que guardo bajo el nombre de "cosas que escribí", encontré esto.
"Él no se atreverá a tocarla, ella esperará que lo haga. Bastará un leve roce para encender una pasión que no creía que pudiera volver a sentir. Ese fuego, le hará dudar de todo lo que tenía claro hasta ese momento. Dudará de ese futuro que tenía marcado. Ella sabe, que podría hacer con él lo que quisiera. Sabe, que la mejor manera de retenerlo es dejarlo libre. Que usando su libertad, él, hará hasta lo imposible por llegar hasta ella"
De haberlo hallado antes hubiese tenido cabida en ese libro que "creé" y que hoy acabo de terminar de releer después de haber sido corregido. No sé la de veces que lo habré leído. No sé la de veces que he pensado que ya no me gustaba. No sé la de veces que he pensado que hacía bien publicándolo y la de veces que he pensado justamente lo contrario. Hoy, cuando he terminado, cuando he llegado de nuevo al punto y final definitivo, lo he encontrado bonito. Bonito gracias a quien me ha indicado donde debía poner alguna que otra coma, o mejor dicho, de donde debía quitarla. De nuevo he sentido ganas de que sea una realidad que pueda sostener entre las manos. Sigo pensando que hay muchas cosas que me vienen grandes. Sigo pensando, sé a ciencia cierta, que no lo hago demasiado bien. Mi anoréxica autoestima, que se niega a alimentarse y engordar, no deja de susurrarme al oído cientos de contras,  pero... hoy, ahora mismo, cuando son las 18:43 minutos de la tarde(ponga la hora que ponga al final de estas palabras) no la oigo(aunque parezca lo contrario), y sería capaz de mostrárselo al mundo entero y decir...EL LIBRO QUE LEÉIS LO HE ESCRITO YO.
Y a  lo mejor no os gusta, pero a mi, me ha parecido precioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario