Tradúceme.

domingo, 27 de abril de 2014

Persiguiendo un sueño.

Te he seguido toda la noche y no he conseguido tenerte.
Es lo malo de verte sólo en sueños, de contener el aire y respirar únicamente en tu presencia. Siempre un minuto por delante, o un minuto por detrás. Fuego que arde sin quemar pero que me consume. Pasión que se desata apenas se cierra la puerta tras de ti. Bocas que se devoran, labios que no se separan. Tu piel me envuelve y la mía trata de hacer lo mismo contigo. Tu cuerpo es uno con el mío. Vives dentro de mi, mueres dentro de mi.
Todo conformando un sueño donde no consigo alcanzarte, donde no llego a tenerte...¿o sí?

No hay comentarios:

Publicar un comentario