Tradúceme.

martes, 26 de agosto de 2014

Envidiosa.

Hace un ratito andaba de paseo por Facebook cuando he tropezado con algo que le ha gustado a alguien. Una entrada en el blog de Lourdes Montes, la esposa de Francisco Rivera. Por curiosidad he pinchado y he leído lo que había escrito. A parte de hablar bien de Ronda, de su esposo y de su casa, nos mostraba el modelito y los complementos que lució la noche del  pregón (Fran ha sido el pregonero) del inicio de las Fiestas, con gran lujo de detalles y fotografías incluidas. Después he leído alguno de los comentarios que había en Facebook, en casi todos la envidiaban por su pelo, sus ojos, su tipazo, su ropa, y esas cosillas. Y me he descubierto sintiéndome envidiosa, pero no porque ella sea guapa, joven y etc... Lo que envidiaba eran los veinticuatro comentarios que había en su blog.
Que aquí no suela haber ninguno no dice mucho de mí como eso que sueño ser, ¿no? Y suplicarlos la verdad es que ya casi los supliqué una vez...
En fin...
Si nadie tiene nada que decir quizá es que todo es, como en el chiste, perfecto.
De todas maneras, gracias.

2 comentarios:

  1. Me encantan tus escritos, gracias por escribirlos...Un saludo

    ResponderEliminar