Tradúceme.

viernes, 29 de abril de 2016

Lo sé...

Sí, lo sé, ya lo sé. Esto no es más que un bache, otro más. Sé que siempre he sabido salir de ellos, que incluso desde lo más profundo de alguno he conseguido convencerte de que me sigas queriendo.
Sí, lo sé, ya lo sé. No necesito a nadie para que me ayude, yo puedo sola, valgo mucho ¿Verdad?
Sí, lo sé, ya lo sé. Soy una exagerada amante del melodrama, una histérica convencida de que todo puede salir mal. Dueña de una oscura bola de cristal que todo lo ve negro y que no dejo de consultar.
Sí, lo sé, ya lo sé. Lo entiendo todo, soy capaz de comprender, de razonar. El problema nunca eres tú, siempre soy yo.
Sí, lo sé, ya lo sé. Todo esto no es más un escalón que hay que subir, uno más. Un escollo que hay que salvar, uno más. ¿Otro más?
Sí, lo sé, ya lo sé. No voy a rendirme, tengo que luchar por ti, por mí, por los dos. Si no lo hago nos daremos por vencidos. Fracasaré, y tanto empeño, tanto tiempo, tanto esfuerzo, habrá sido para nada.
Sí, lo sé, ya lo sé. Sé que hay que pagar un precio por lo que se tiene. Sé lo que me cuesta, sé como lo pago. Lo pago en lágrimas, en soledad, en sonrisas forzadas, en eso que llaman sacar fuerzas de flaqueza o hacer de tripas corazón.
Sí, lo sé, ya lo sé. Es solo que algunas veces no puedo respirar, me falta el aire y siento ganas de gritar. Me desespero, pero es solo de rabia y de impotencia, nada más.

Sí, lo sé, ya lo sé…sí, lo sé…yo también te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario