Tradúceme.

domingo, 7 de febrero de 2016

¿Y si no te he imaginado?

De tanto pensarte ya no distingo entre fantasía y realidad. Ya no sé si ayer estabas en mis brazos o sólo he fantaseado con ello. Ya no sé cuántos de tus besos son reales y cuántos no son más que un sueño. No sé si has dormido a mi lado y has desaparecido con el amanecer. No sé si el calor que conserva mi cama es el tuyo, o solo es el de mis ganas. Mis ganas eternas de ti. Ya no sé si existes o eres sólo algo que he idealizado. Producto de una imaginación solitaria y cruel.  No sé si solo estás en mi cabeza y nunca has estado en mi cuerpo. 
No sé si alguna vez te he conocido, o solo llevo años...escribiéndote, creándote. Quizá eres tan mío como lo son mis palabras. Quizá no te tengo, porque me empeño en compartirte, en mostrarte, en darte a los demás para que te lean y te amen como yo. Y lo que es peor, que tú los ames antes que a mí. Quizá si que puedo hacer que tu amor me pertenezca, tal vez solo he de encontrar la frase correcta.
Aunque sigo sin saber...si mis palabras inspiraron tu amor...o ha sido tu amor el que inspira mis palabras...
 Sí amor mío, tengo como tú quieres que tenga lo que merezco. ¿Es así? Quererte, amarte cómo si la vida me fuese en ello, y estar condenada...a esto. 
Este es mi infierno, mi locura, mi castigo... y mi única felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario