Tradúceme.

jueves, 14 de julio de 2016

Esperaba el momento...

Una fecha en el calendario, un día señalado tan solo en el corazón. Un libro con las hojas gastadas, releído una y otra vez. Flores muertas guardadas entre sus páginas. Cartas atadas muy juntas, palabras escritas con la tinta ya desvaída, olvidadas, no, guardadas, en un cajón. Fotografías amarillentas, rostros desdibujados de los  que fueron y ya no son. Un paisaje que ya no existe, pero que persiste en la memoria. Una tarde, una noche, un amanecer.
Esperaba el momento de poder olvidarte, repasando una y otra vez cada una de esas pequeñas cosas de las que no quise deshacerme. Reviviendo conversaciones, añorando sonrisas, anhelando besos y abrazos que nunca más se repetirán.  Se van desgastando entre mis dedos, descomponiéndose en mis manos, pero no así los sentimientos. Han pasado años, y todo ha sucedido ayer. El ímpetu de la juventud dio paso a la calma madurez, y el fuego de aquella pasión continua siendo cenizas ardientes en mí. Y yo, esperaba el momento de poder olvidarte.  De que mis fantasmas descansasen en paz, de poder volver a vivir esa vida que tu ausencia me negó. De recomponerme, de estar entera. Esperaba el momento de poder olvidarte y que me devolvieses todo lo que te di, y todo lo que te hubiese dado. Esperaba el momento de poder olvidarte y librarme de las preguntas sin hacer, de tantos y tantos por qué. Esperaba el momento de poder olvidarte, de soltar las amarras que me atan a un puerto donde no queda nada para mí. Donde no me protejo de los malos vientos, sino que estoy a su merced. Esperaba el momento de poder olvidarte y extender unas alas que plegué a tu voluntad, con las que ya no sé si podré volar. Esperaba el momento de poder olvidarte, y tal vez, volver a amar.
Sí, es lo que hago cada día, siempre que mi pobre voluntad me lleva al rincón donde guardo todas esas pequeñas cosas, de las que no quise deshacerme. Y cada vez que alguien me pregunta, ¿Qué haces? Respondo, nada, solo, esperaba el momento de…

Y en espera de poder olvidarte, me conformaría, con dejar de recordarte…

No hay comentarios:

Publicar un comentario