Tradúceme.

viernes, 17 de enero de 2014

Fantasía.

Quise refugiarme en ti, huir de mi, pero no te encontré. Salir de mi vida un instante, esconderme en ese mundo de fantasía que creas para mi. En el soy dueña y señora de cuanto me rodea, incluido tú. En el eres tú quien obedece cada uno de los dictados de mi corazón, que convertido en tirano, se niega a dejar que te separes de mi. Y tú, sumiso y gustoso te doblegas, dispuesto a complacer hasta el más insignificante de mis caprichos. Sin mucho esfuerzo haces realidad todos mis sueños, cualquier cosa que imagino es posible a tu lado. Podría acostumbrarme a gobernar tu voluntad, por eso no dejas que me quede, por eso he de buscarte una y otra vez hasta encontrarte. Y una vez que cruzo el umbral, una vez que mis pies tocan ese mágico lugar, sólo tengo una hora...para amar.

1 comentario:

  1. el salto a la fantasia siempre es bonito pues hace muchos de tus deseos realidad... besos

    ResponderEliminar