Tradúceme.

miércoles, 8 de enero de 2014

Tiempo.

Su vida se componía de los minutos que pasaba a su lado. No conocía los días completos, tan sólo algunas horas. Para ella no existían las semanas ni los meses, sólo ese breve momento en el que estaba en sus brazos y respiraba de su boca. Sólo entonces se sentía viva, el resto del tiempo, simulaba estarlo.
Murió muy vieja, o muy joven. 
De lo que dijeron que fue su larga vida, ella vivió tan sólo... unos pocos años.

2 comentarios: